Las alarmas comunitarias son sirenas y balizas instaladas en grupos de viviendas vecinas en barrios residenciales. Las sirenas y balizas son activadas mediante el uso de pulsadores que se instalan en cada vivienda, a fin de que las personas que se ven enfrentadas a alguna amenaza delictiva puedan alertar a los vecinos y obtener auxilio. Además, los vecinos participantes del sistema organizan el contacto con Carabineros en caso de la comisión de delitos.

La existencia del sistema en el barrio es indicada mediante la instalación de placas de advertencia.

Además somos los únicos con visor identificador.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?